Escritores desde la N a la Z, Letra N

Joaquín Nieto Reguera

Joaquín Nieto Reguera

Biografía

JOJoaquín Nieto Reguera (Las Palmas de Gran Canaria, 1948) es Licenciado en Pedagogía, maestro e inspector de educación. Además, ha sido director de varias empresas técnicas y turísticas. A lo largo de su carrera, publicó numerosos artículos periodísticos sobre cuestiones educativas en el Diario Las Palmas, tales como Pizarrín –una serie de 70 artículos de opinión e investigación histórica sobre la escuela– o Cartel Escolar –un suplemento semanal dedicado a la literatura infantil y juvenil–. A estas publicaciones, es imprescindible añadir los trabajos de investigación sobre la historia de la enseñanza en Canarias gracias al apoyo del Cabildo Insular de Fuerteventura y de la Dirección General de Ordenación e Innovación Educativa. También durante varios años participó en dos programas de radio de temática escolar en las emisoras Onda Isleña y Radio Atlántico. «Hace mucho tiempo que nací. Digamos que el feliz acontecimiento tuvo lugar dos años antes de cumplirse la mitad del siglo pasado. Por tanto, como ven, ya soy un poco mayor, aunque sigo pensando y viviendo con la ilusión y la alegría de un jovencito. Dice mi madre que tardé mucho en venir y que sufrió lo suyo para que el más pequeño de los tres hermanos llegara. Cuenta, además, que nací durante las fiestas de la Virgen del Carmen y que el nuevo vástago era muy resultón. ¿Qué va a decir una madre de sus hijos? Vivíamos, por aquel entonces, en la calle Umiaga del barrio capitalino de La Isleta. Según cuenta mi padre, militar profesional, era muy difícil conseguir casa pero él se las arregló para que tuviéramos una, terrera con azotea. Allí, al igual que los vecinos, colocamos conejos, palomas, gallinas con gallo incluido y una cabrita. De aquella época sólo recuerdo algunas cosas y entre ellas que mi madre nos sentaba en el porche de la casa a merendar un bocata de pan grande y mantequilla holandesa –pan y mantequilla de verdad, no como los de ahora…- y de que en una ocasión quedé colgado por el cuello de un columpio que mis hermanos habían preparado en el patio. Fue ese precisamente el momento en el que comencé a entender las ventajas que tenía ser el más pequeño de la casa, pues de nada les sirvió a ellos justificar que había sido un atrevimiento por mi parte… A los cinco años nos mudamos a la calle Gago Coutinho de Ciudad Jardín. Allí pasé toda mi juventud. Mi nuevo barrio era un lugar privilegiado. El primer año estudié en los Hermanos de la Salle y luego en los Salesianos, hasta que fui al Instituto de la calle Canalejas. Sólo dos años estuve fuera de mi colegio pues, en ese tiempo implantaron el Bachillerato y regresé a los Salesianos. En cuanto a los estudios tengo que decir que pude haberlo hecho mejor, pero tuve algunos inconvenientes como mi dedicación al juego, mi anhelo por disfrutar la vida y la capacidad de saber que podía pasar de curso esforzándome lo justo. De esta época no voy a hablarte mucho pues leyéndote un libro mío titulado: A vista de Gaviota, podrás hacerte una idea de cómo la viví. Sin embargo, sí quiero decirte algo de mi adolescencia y juventud: si todos los niños del mundo fueran sólo la cuarta parte de lo feliz que yo fui no habría penas ni calamidades en nuestro planeta. A la hora de elegir carrera opté por Magisterio. No es que deseara con mucho ardor ser maestro, pero esta elección me otorgó grandes beneficios: primero, me permitió tener apaciguados a mis padres, segundo, dispuse del tiempo necesario para colgarme la guitarra eléctrica, tercero, pude dejarme el pelo largo; y por último y como gran apuesta, estaba siempre muy cerca de señoritas que decían que el chico no cantaba mal del todo… En realidad yo deseaba irme al extranjero para aprender idiomas, pero fue entonces cuando conocí a Alicia y ella me ayudó a mirar el futuro con seriedad. Me dediqué a la hostelería con el fin de labrarme un porvenir y lo logré. A los nueve años de estar en el sur de la isla, faltaron maestros en su colegio y ella, de nuevo corrigiendo mi camino, me involucró en la enseñanza. Luego vino definitivamente lo de mis estudios de pedagogía y la inspección. Y tú te preguntarás qué tiene todo esto que ver con mi afición a escribir. Bueno, te explico. Para ser escritor hay que ser, antes que nada lector. Y yo siempre leí mucho. Antes se hacía en los colegios a viva voz, uno leía y el resto seguía atento la lectura porque le podía tocar la vez. Así aprendí en los Salesianos con los libros de Vidas Ejemplares; y fuera, en mis ratos de ocio, leía lo que intercambiaba con mis amigos. Un libro era un bien escaso y una joya que pasaba de mano en mano hasta perder su colorido y hechuras. Recuerdo que me hice amigo, sin conocerlos, de Andersen, de Julio Verne, de Robert L. Stevenson, de Charles Dickens, etc. Con toda seguridad, ese vivir las aventuras que me ofrecían otros me llevó a escribir, primero en la revista del colegio, luego en la prensa, después en la escuela haciendo cuentos para mis alumnos y finalmente en la radio para ser leídos y publicados. Ahora sigo leyendo y escribiendo. Acudo a los colegios cuando me llaman porque el alumnado ha leído mis libros o quieren saber de mis cosas. Ahora es distinto, los chicos pueden leer muchos libros y conocer a sus autores preferidos. Yo me brindo con gusto a esos encuentros y gozo pensando qué es lo que pasará por sus cabezas cuando me escuchan y si alguno o alguna será escritor el día de mañana. Nunca se sabe. Bueno, pues esa ha sido mi vida hasta el día de hoy. Sencilla, pero a la vez cargada de proyectos de futuro y de felicidad…».

Bibliografía

Literatura infantil y juvenil

La Montaña Sabia, 1996. Un barranco lleno de flores, 1996. Chicho, 1996. Chicho, 1999. Entre sueños, santos y ardillas, 1999. Jero, aletas de mero, 2002. Enigma en El Colmenar, 2003. Cleo el caracol aventurero, 2007. A vista de gaviota, 2007. El cabozo volador, 2008. Hermanos en guerra, 2009. La Banda del Cerepe y Hurto en el Zoo del Parque Doramas, 2011. Chanito Traganiños, 2011.

Próximas publicaciones

Paquillo Sonrisas, un álbum ilustrado para Educación Infantil y primer ciclo de Educación Primaria. Atashé, una historia de piratas.

Galería

Enlaces de interés

Página web de Joaquín Nieto Blog del autor La pizarra roja de Joaquín Nieto Reguera